01 marzo 2006

Parquímetros

El nuevo deporte de moda en Madrid, la capital del Reino o del País o del Estado o de la Nación o de la Comunidad o de algo, es el acoso (es un decir) y derribo de los parquímetros. Aumentan los seguidores de este deporte y el fanatismo ya es a escala municipal. Los más virtuosos del arte del destrozo del mobiliario urbano parecen concentrarse en los barrios del Pilar y de Hortaleza, pero toda la población se dedica entusiásticamente a mejorar su destreza en pulverizar los chirimbolos que nuestro regidor ha instalado en las calles para disfrute de las y les madrileños.



Aquí el menda, como no tiene buga, está un poco rallado con la movida. No estoy al loro, vamos. ¿A santo de qué los parquímetros? ¿Por qué, de buenas a primeras, hay que pagar por aparcar en la calle donde tu vives? ¿Es que los coches avalados por el billetito de marras están mejor protegidos contra la intemperie, los cacos y las cagadas de paloma? Nasti de plasti.

Dicen los del ayuntamiento que los parquímetros contribuyen a la disminución del tráfico, ya que disuaden de entrar en la ciudad con el coche particular, ante la perspectiva de tener que pagar por aparcar. Y digo yo, ¿qué habían bebido los concejales cuando pensaron eso? ¿Orujo? ¿Chinchón? ¿¿Gasolina?? Por que no me explico bajo qué prisma se puede pensar eso. Parece mentira, amado Gallardón, que no conozcas aún a los madrileños, y a las madrileñas, también: aquí los pichis no dejan su máquina ni para visitar al señor Roca, usease, para mear.

Los parquímetros a lo único que contribuyen, de momento, es a cabrear a un personal ya de por si bastante mosqueado con el tráfico del Foro. Rectificar es de sabios, preclaro Gallardón, por lo que sugiero modestamente que rectifiques, te olvides del SER y conviertas los parquímetros en nidos de gorriones, antes de que el noble (es otro decir) arte del degüello del chisme ese se convierta en la verdadera Fiesta Nacional (perdón, estatal).

3 comentarios:

Aalto dijo...

Vivo en zona SER, y por mi trabajo, utilizo el coche a diario.

Antes tenía que estar media hora buscando aparcamiento al llegar a casa a diario. Ahora aparco en la puerta, y casi gratis (24 euros al año no creo que arruinen ninguna economía).

Los parquímetros es la mejor medida que puede adoptar el Ayuntamiento para fomentar el uso del transporte público, y para facilitar el aparcamiento a los vecinos de la zona.

Puede o no gustarte la gestión de Gallardón, pero con esta medida ha acertado plenamente.

¡Es que me van a cobrar por aparcar en mi calle! dicen los revientaparquímetros alentados por el PSOE de Madrid. ¡Es que yo ya he pagado la calle con mis impuestos!

De lo que no se dan cuenta es de que con la medida va a mejorar el tráfico en la ciudad, se va a fomentar el uso del transporte público, y se va a facilitar el aparcamiento en a los residentes.

Hay muchas formas de expresarse en democracia, pero la de "reventar" los parquímetros no parece la más adecuada. ¿sabes quien va a pagar esos parquímetros destrozados? ¿Gallardón? No. Los vamos a pagar entre todos los madrileños, y esa salvajada sólo se la debemos a los dirigentes del PSOE que la han promovido.

Citopensis dijo...

Cierto, Gallardón es un alcalde que promueve el uso del transporte público con medidas como esta...

(¿Es por eso por lo que dedica una porción importante de su presupuesto en adecentar la "calle 30", para que la gente vaya en autobús y taxi por carreteras de cuatro carriles?)

(¿Quién podrá utilizar "tamaña" obra?)

(¿Acaso todos los que trabajan en Madrid viven en Madrid y se pueden permitir gastarse todos los días 12 € sólo en aparcar?... Cierto, el transporte público es la solución, sobre todo para gente que como yo, desde el sur de la capital sólo tarda 45 minutos en llegar a Atocha haciéndo uso de trenes que frecuentan la estación con una cadencia supina.)

(Que conste que yo haré uso del transporte público siempre que pueda, lo que no haré es pensar que Gallardón, o cualquier político (PSOEro o PPero), no tenga sus "motivos personales" para actuar de una determinada manera ante unos determinados hechos.
Estoy de acuerdo en que está medida beneficia a la inmensa mayoría de los madrileños propietarios de un vehículo que para encontrar sitio realizaban piruetas... pero el problema es que Madrid es ciudad no sólo de sus ciudadanos, habitantes, sino también de aquellos que viviendo a poca distancia de la urbe necesitan acudir a ella para "ganarse las abichuelas".

(¿Una tarjeta de trabajador para poder aparcar durante horario laboral?... no muy cara por su puesto...)

P.D. = pensar que la gente se cabrea, en ocasiones, sin estar manipulada por el PSOE o el PP a lo mejor es un ejercicio curioso.
Pensar que el PSOE no va a aprovechar cualquier cosa (el PP haría lo mismo) para criticar a Gallardón sería pedir demasiado...

Un Saludo.

Curro dijo...

¡Atención! El nuevo record mundial de Destrozo de Parquímetro en modalidad Fuenteovejuna, o sea, todos juntos, lo ha establecido la pasada noche el barrio de Carabanchel con tropecientos titantos parquímetros en una noche.

Congratulations! Y esperemos que el ejemplo no cunda entre los ciudadanos de mi barrio, que luego no hay quién pase por las aceras con tanto pecio de metal.