27 marzo 2006

Cambio de hora

Yo no sé, sinceramente, si se ahorra mucho dinero o no con lo del cambio de hora. Lo que sí sé es que el día que cambiamos la gente anda con un despiste que no es normal. Sales a la calle y parece una ciudad fantasma, con gente vagando y mirando su reloj como si fuese la primera vez que lo vieran. Todo el mundo se descoloca, ¡y eso que es solamente una hora de diferencia! Quizás yo esté más acostumbrado por aquello de volar de un lado al otro del charco, puede. De todos modos, a mí me tendrán que convencer seriamente de que todo esto es un ahorro. ¿No es que lo que ganamos por un lado lo perdemos por el otro? Con no cambiar nunca la hora, ni en Octubre ni en Marzo, pues todo solucionado.

2 comentarios:

Christian "Samanosuke" dijo...

Sí, yo nunca lo llegaré a comprender. Me pasa como a ti.

Haku dijo...

Yo creo que ya se hace por tradición.
Hay que ser más progresistas...pero ¿con que horario nos quedariamos si no hubiera que cambiar la hora? Supongo que tan complicado dilema es el que hace que no se cambie (o se cambie, según se lea) no?