09 diciembre 2005

¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?

Gracias a mi hermana (¡un beso Ana!) ha caido en mis manos un libro editado durante la VI Semana de Cine Fantástico y de Terror de Estepona titulado "Futuro en Negro: Cómo se hizo Blade Runner", de Paul M. Sammon. Es un libro muy interesante y bien documentado, exahustivo hasta en el mínimo detalle. Ideal para aquellos que, como yo, piensan que Blade Runner es una de mejores películas de todos los tiempos.

La película de Ridley Scott es una de las pocas cintas que puedo ver una y mil veces sin cansarme y encontrando en cada visionado detalles nuevos. Así es el cine de Scott, con capa tras capa de información visual. No es que el argumento de la película sea especialmente maravilloso; de hecho se la ha acusado muchas veces de simplista en su guión y de que sus personajes eran arquetípicos y un poco acartonados. Bueno, quizás tomados uno a uno los personajes (Deckard, Pris, Roy o Rachael) puedan parecer un poco de cartón, pero todo junto forma una obra fascinante e irrepetible que ha seguido mejorando con el tiempo como un buen vino. La música de Vangelis (cuya banda sonora pirata atesoré durante años), los efectos de Douglas Trumbull, el guión mil veces reescrito de David Peoples y Hampton Fancher, absolutamente todos los actores, desde Harrison Ford hasta James Hong, pasando por Daryl Hannah o Edward James Olmos, y detrás de todos el tirano británico Ridley Scott. Todo el mundo consiguió crear una de esas raras obras que, denostada por la crítica y olvidada por el público el día de su estreno, ha permanecido en las mentes de los espectadores a lo largo de los años. Está llena de frases memorables (sobre todo el discurso final de Roy Batty: "He visto cosas que vosotros no creeríais. Naves de guerra ardiendo más allá de Orión. Rayos-c resplandecer en la oscuridad, cerca de la Puerta de Tanhauser. Todos esos momentos se perderán... en el tiempo... como lágrimas en la lluvia". ¡Los pelos como escarpias se me ponen cada vez que lo oigo!) e imágenes hipnóticas (la pirámide Tyrrell, el anunció de la la geisha, el buho, la máquina para examinar fotografías...) que hacen a cualquiera soñar con ovejas eléctricas. Si no la has visto aún, ¡corre al videoclub! Y no seas tan hereje de descargártela con la mula, que sólo un replicante haría eso.


3 comentarios:

Citopensis dijo...

Dos cosas, la primera, si quieres la megaversión especial cósmica de la BSO de la película (pirata)te la puedo conseguir...
La segunda, tengo el juego para PC (original), si lo quieres te lo dejo. Es dificilísimo.
La tercera... es que sólo pensaba escribir dos cosas.

Y tal.

Curro dijo...

Pues lo primero gracias, pero años después por fin conseguí la BSO entera y oficial... pero la otra, una casete hecha polvo, la sigo guardando con cariño. ¡Ni siquiera supe que era pirata hasta hace poco! Solo creía que era cutre :P

Lo segundo, vale :)

Lo tercero... ¿sueñas con ovejas eléctricas últimamente? XD

Haku dijo...

Se que para muchos es una de las grandes películas de todos los tiempos...pero...soy joven y aunque no me parezca mala siempre tiene ese toque de "vieja". Aunque bueno, las "viejas glorias" siempre suelen decirse que son mejores que las grandes novedades.

Ya me he liado yo solo :S. Resumiendo: Si, muy buena la película.