02 marzo 2011

¡Muere!

Hoy he descubierto para qué sirve internet. Hasta esta mañana yo pensaba que esto del ordenador era para jugar a los pinguinos, escuchar música o mirar páginas picaronas, pero desde que mi mujer descubrió el truco del peróxido de hidrógeno para quitar las manchas del moho en la pared, mi visión del mundo ha cambiado. Si señores, internet sirve para hacerte la vida más sencilla.

Mira que llevábamos meses pensando cómo deshacernos de la invasión verde que iba colonizando las paredes de nuestra casa, resignados a tener que respirar esporas hasta que el buen tiempo hiciese posible repintar las paredes (o reconstruirlas, pensaba yo en mis momentos más lúgrubes). Sin embargo, esta mañana ella ha encontrado el truco mirando por ahí y ¡cucha! que funciona y todo. Y ahí me veía yo, cual John Rambo en "Rambo 2" (obvio), pulverizador cargado con H2O2 hasta las trancas en ristre, disparando enloquecido contra las paredes y gritándole al moho ¡jajajaja quién es el que manda ahora!¿¿¿eh??? a lo cual el moho no ha respondido nada ya que, además de organismo unicelular, es muy discreto y sufrido para sus cosas.

Estas son las pequeñas cosas que alegran el día a día, sin duda. Ahora, a ver si encuentro un truco para que la hipoteca desaparezca y ya podremos alcanzar el nirvana, totalmente.

1 comentario:

Jaime Ortega dijo...

Yo desde que descubrí que existen dos equipos de fútbol llamados "Santa Coloma" (uno en Andorra, otro en Barcelona), mi vida cambió ;)

Me alegro por lo del truco.