04 febrero 2009

Ninja

Mi hermana me regala y yo leo La Crisis Ninja, de Leopoldo Abadía. Un libro que intenta explicar con peras y manzanas de qué va esta crisis y cómo es posible que la quiebra de un banco en Minnesota (o en Indiana o en Albuquerque o en Springfield) haga que la economía en Almería vaya de culo. Su lectura es muy interesante, pero que queréis que os diga, acojona un poco. Saber que nadie tiene ni idea de lo que pasa ni de lo que pasará no es muy reconfortante que digamos.

2 comentarios:

Antonio dijo...

Bueno, es posible que el tejido económico mundial sea, por buscar un simil, como la tela de una araña. Bien es sabido que una vez extendida, ésta actua como una especie de amplificador. A la mas mínima presión, ya sea del viento, o por contacto, en esta tela se producen una serie de vibraciones que independientemente de la longitud que tenga dicha estructura, siempre es captada por la araña. Pero de todas formas creo que el problema que tiene este país se llama incompetencia. Mientras haya gente que no tenga moral, escrúpulos ni conciencia, y siga ocupando cargos de poder y gestión, la situación de este país no cambiará a mejor. No hay más que ver lo que ocurre en países tercermundistas (a este paso lo será tambén España) donde la mayoria son ciegos y hay cuatro tuertos que se reparten toda la sopa...hay que joderse.

Jaime Ortega (a.k.a. kgw) dijo...

La economía es es como la Historia: sólo se sabe qué ocurre cuando ya ha pasado. Con la única diferencia es que a los historiadores no se les pagan cantidades ingentes para decir obviedades, claro ;)