25 septiembre 2007

Fuego

La verdad, no pensaba hablar del tema, más que nada por no dar publicidad a quien no lo merece, pero con el paso de los días se me van hinchando más y más los "deixòs". Ya no es sólo el hecho en si, el quemar unas fotos de los Reyes, ya no es sólo el silencio o la simpatía del Gobierno de España y del Gobierno Catalán sobre el asunto, sino la chulería y la prepotencia de los criminales. Porque sí, niños y niñas, son criminales o al menos presuntos criminales. Que yo sepa, el Código Penal sigue en vigor en España, al menos los artículos 490.3, 491.1, 491.2 y 543, los que hacen referencia a los delitos contra la Corona y los ultrajes a España. Y si esos artículos siguen en vigor, ¿a santo de qué la policía, en este casos los mossos, permiten que se cometa un delito? Y "amès amès", ¿vanagloriarse de ese delito es de recibo? ¿A los defraudadores o estafadores se les permite ensalzar su delito? Por lo demás, el quemar un foto, sea de quién sea, no me cuadra a mí como "forma pacífica de protesta", sino que me pega más con los radicales que van incitando a la violencia. Claro que habrá gente que piense que ir quemando cosas es un acto pacífico.

Por último, me remito al editorial de ayer Lunes de La Vanguardia, que exponía una verdad de cajón: ese soberanismo visceral, el que va quemando banderas y deseando la muerte de los borbones, perjudica la causa de Cataluña. Aunque fuera por simple estrategia, deberían entender esos independentistas de pandereta que precisamente esas acciones (la quema de fotos de los Reyes, el alegrarse cuando pierde alguna selección española, el insistir en el mapa pancatalanista despreciando el sentir de los valencianos, etc) complican las cosas más de lo que están. Es un desprecio no sólo a los sentimientos del resto de los españoles, sino a la pluralidad de los catalanes, encabezonándose en una visión monolítica de esa Cataluña tan rica en lo cultural y en lo político. Falta valentía por parte de los políticos catalanes para defender los intereses del catalanismo y al mismo tiempo defender el estado de derecho y sus leyes.

¡Ah! Por cierto: en paises tan poco democráticos como Francia, Alemania o Italia es delito el ultraje a la bandera o a los símbolos nacionales.

2 comentarios:

Entreri dijo...

Tienes razón: es un error táctico. Aunque también hay quien dice que los nacionalismos se alimentan, que un nacionalista no es nadie si no tiene a quien atacar.
Por otra parte, también hay pancatalanistas en la Comunidad Valenciana. Pocos, cierto es, pero los hay: Esquerra Republicana del País Valencià recibió 11.820 votos en las últimas elecciones autonómicas, un 0,49 % de los emitidos válidos.
Un valenciano de cada doscientos es pancatalanista, pues.
Un saludo.

Javi dijo...

Por supuesto; la Ley está para cumplirla. Otra cosa es que guste más o menos. Pero ahora mismo Juan Carlos es Jefe del Estado.

Y si es un delito, es un delito.

Saludos.

Javi

PD: Tu blog pinta bien