15 noviembre 2006

Bondad

¿Por qué cuando la gente pregunta "¿Es bueno tu niño?" en realidad quiere decir "¿Hace tu niño lo que los adultos queremos que haga y no lo que él desearía hacer"? Pregunto. Confunden muchos la bondad con el seguidismo a unas reglas no escritas de las que el niño, naturalmente, ni sabe ni quiere saber. Todos los niños son buenos: ni roban bancos, ni defraudan a hacienda ni, normalmente, van pegando viejas por la calle. Cuando preguntan si un niño se porta bien, lo que de verdad quieren saber es si se ha rendido ya y ha dejado de llamar a su madre cuando tiene hambre, sueño, pis o, simplemente, quiere que le cojan. Pero eso no es ser bueno, eso es la conveniencia de los adultos. Para aquellos que no estén de acuerdo con la puericultura militarista y pelín nazi del Doctor Estivill e imitadores, recomiendo la lectura del libro Bésame Mucho, del pediatra Carlos González.



Sí, amigos y amigas, se puede dormir con los niños en nuestra cama sin riesgo de que se vuelvan lelos, asociales o insomnes. Se puede coger a los niños, no sólo cuando lloran, sino cuando nos apetezca o les apetezca a ellos, sin peligro de que sean seres inseguros y dependientes. Lo de poner límites porque sí es un invento de alguna mente calenturienta y malvada, no la panacea de la educación infantil. La verdad está ahí dentro y por fin alguien se ha atrevido a contarla. Disfrutadlo.

5 comentarios:

Haku dijo...

Creo que es bueno poner ciertos límites a los niños. Pero como en todo, no hay que ser extremistas y menos con los niños.

Citopensis dijo...

Ciertamente la lógica debe imponerse, no debemos condicionar nuestros actos en función de teorías súbitas. El niño es un elemento empático que requiere el amor y el cariño del que le rodea... si ese amor es razonable será consciente de lo que el crío requiera y se aplicará en consecuencia.
Los niños son un bálsamo que debemos saber escuchar y, en buena lid, tratar.

marbellera dijo...

No tengo dudas de que tu niño es bueno.
Es muy fuerte lo de "pelín nazis" cuando te refieres a los que no opian como tú sobre cómo tratar a los niños. ¿No crees?

Curro dijo...

Haku... límites sí, claro, pero si responden a su salud o seguridad, no porque a nosotros nos apetezca. Un niño no puede beberse un litro de lejía por que se muere... aunque a él le parezca una idea genial. Contra lo que yo voy es contra el "no le cojas mucho que luego querrá brazos". Una mierda, le cojeré tanto como quiera pq es lo que él quiere y yo, pues también :)

Marbellera ^_^ es fuerte llamar nazi al Estivill y su calaña, por eso matizo con lo de "pelín". Pero lo que este tipo de puericultura persigue es eso: niños obedientes y sumisos, que dejen a los padres pronto "seguir con su vida"... que leches, ¿entonces por qué tiene la gente hijos si no quiere cambiar de vida? Cambia "nazi" por "cabeza cuadrada", si quieres.

tripulantesdecabina.es dijo...

Es la primera vez que visito tu blog...
Me gusta!
Saludos :)